Menú

Martín de la Jara

Tras la “reconquista” este paraje de jaras fue entregado al caballero Martín de Angulo, después pasó al condado de Ureña posterior ducado de Osuna. Por su singularidad son de destacar la iglesia del Rosario, la sierra de los Caballos, el arco de la Teja, la cueva de Castellar, la laguna del Gosque, y la fiesta de la Virgen del Rosario.

Geografía

El municipio de Martín de la Jara se localiza en la comarca de la Sierra Sur sevillana. A una altitud de 405 metros, y a 109 km de la capital. El término municipal ocupa una extensión de unos 50 km2 y su población es de 2.791 habitantes, conocidos como jareños. Tiene dos aldeas, el Cañuelo y el Rejano.

+

Reseña histórica

La localidad nació en el medievo en torno a un antiguo establecimiento de venta y herraría en el camino real de Sevilla a Málaga, destinada para uso de viajeros y herraje de caballerías. Al parecer, tras la conquista cristiana (hacia 1240) el territorio fue entregado por Fernando III el Santo al caballero Martín Angulo el cual la pobló sobre un antiguo campamento rodeado de jaras. Algunos autores hablan de la presencia de una orden militar (Calatrava) al encontrarse en zona de frontera sometida a continuos avances y retrocesos, en plena banda morisca. A finales del siglo XV pasa a formar parte del condado de Ureña, posteriormente ducado de Osuna desde mediados del siglo XVI. En época decimonónica con la extinción de los señoríos se independiza como municipio.

Patrimonio cultural

La Iglesia de Nuestra Señora del Rosario es de moderna construcción, en su interior cabe citar el retablo mayor, de moderna factura, y en el que se veneran la imagen titular, obra moderna, un lienzo de San Antonio de Padua y un crucificado, en el ático, ambos del siglo XVIII. En la capilla bautismal, además de dos imágenes de Dolorosa, de vestir y modernas, existe un interesante crucificado del siglo XVI. En este templo se veneran las imágenes de las hermandades del Santo Cristo y la Virgen de los Dolores, de la Esperanza, y del Santo Entierro, las cuales procesionan el jueves, viernes y sábado santos respectivamente.

+

Naturaleza

En la reserva natural de la laguna del Gosque podemos encontrar la malvasía, el flamenco rosado, la focha cornuda, el ánade rabudo, chorlitejo patinegro, y el porrón pardo, aparte de otras numerosas especies acuáticas. Está catalogada como zona húmeda de importancia nacional. Desde el punto de vista florístico está considerada como de interés singular al albergar especies botánicas endémicas como la althenia orientalis y macrófitos acuáticos, que presentan una distribución muy limitada e íntimamente ligada a este tipo de lagunas salobres de las regiones áridas del sur.

+

Fiestas

Las actividades lúdicas más interesantes de la localidad son la romería local al paraje natural de los Cucus a mediados de marzo, la feria de julio, y la fiesta de la Virgen del Rosario en octubre.

Gastronomía

Los tradicionales platos de la cocina jareña son la sopa de albóndigas, la porra con jamón, el almorraque, el guiso de espárragos, el arroz con liebre, el conejo con tomate, la olla jareña con tagarninas y perdiz, tortilla de bacalao y costillas en adobo. Esta gastronomía serrana se completa con pestiños, rosquitos, buñuelos y gachas.